NO SÉ QUÉ DIBUJAR

“No sé qué dibujar” ¡Cuántas veces habré dicho esto! Cada vez menos, porque cuando más se dibuja más recursos se tiene, pero recuerdo muchos momentos en que esta frase se repetía y el papel en blanco me parecía un mar infinito donde naufragaba siempre.

Hoy os voy a contar algunos “truquis” para cuando no sepas qué dibujar o quieras nuevos horizontes en tu portafolio. Sobretodo de métodos que a mí me funcionan, que no quiere decir que funcionen para todo el mundo. Tienes que buscar tu propio resorte 😉

OBSERVA EL MUNDO DESDE TU CASA

Creo que el mundo es la mayor fuente de inspiración externa. Demasiado amplio ¿no? Encuentra qué cosas te motivan realmente, qué cosas te provocan ese vuelco en el estómago y notas que te apasionan.

Si estás en casa, para mí la mayor inspiración son los libros o las películas. Un libro de poesía (pero de los buenos…), uno de ilustración (puedes empezar copiando a los clásicos si solo quieres practicar :)) o alguno de técnicas de dibujo o pintura son los que más me gustan cuando tengo un bloqueo.

Fotograma de la película Call me by your name

Las películas sin duda son una fuente inagotable de ideas, hay películas que son orgasmos visuales y casi sensoriales. Descubre qué tipo de películas te enamoran, sal del cine comercial. Busca pelis raras, independientes y de diferentes temáticas, enseguida sabrás cuál es tu “rollo”.

A veces un fotograma, una frase, una imagen, una idea… son la chispa para que explote tu creatividad.

OBSERVA EL MUNDO DESDE FUERA DE TU CASA

Si estás muy bloqueado, mi consejo es que “pierdas el tiempo”. Con esto me refiero a que si puedes salgas, des un paseo, quedes con alguien, vayas a la playa, a un museo, hagas yoga,… cualquier actividad que te guste (y prueba alguna nueva por muy simple que sea) y observa. Si vas solo te fijarás en más cosas, si estás con alguien escucharás ideas nuevas (¡aprende a escuchar! y a preguntar mucho:) te sorprenderás).

Cuando paseo hago fotos y se me ocurren poemas 🙂

Puede parece que estás sin hacer nada, que tienes trabajo y tú aquí perdiendo el tiempo… ¡todo lo contrario! una mente creativa siempre está “trabajando”, siempre está absorbiendo nuevas ideas, formas, colores… a veces hay que alejarse para volver con más fuerza.

Estos momentos son necesarios, de alguna manera llenas tu biblioteca personal. Siento decirte que si está vacía, tus dibujos o tus obras también lo estarán.

SITIOS DÓNDE BUSCAR REFERENCIAS

Si lo que necesitas son referencias porque más o menos sabes qué quieres dibujar, uno de los sitios a los que me he aficionando últimamente es Pinterest.  Ahí podrás encontrar imágenes muy estéticas y de cualquier temática. ¡Ojo! Si haces un dibujo y lo publicas (no hablemos ya si te lucras con él) menciona siempre el autor del dibujo o de la fotografía; te lo agradecerá.

De todas maneras, yo siempre he aconsejado, desde que vi cómo estaba de complicado el tema de derechos de autor, hacer tus propias fotografías como referencia. Si tienes amigos, familia, etc a la que puedas enredar para hacer fotos ¡es perfecto! Lo más fácil es que te cojas a ti mismo como referencia (te tienes más a mano;)) y solamente es una referencia, puedes luego “retocarte” en el dibujo. Es muy útil para poder ver las posturas, las proporciones, la perspectiva, etc. si es que te interesa un dibujo más realista.

La mayoría de mis dibujos tienen fotos mías como referencia 🙂

Si te faltan ideas, siempre puedes mirar qué posturas, montajes o poses han usado otros y reproducirlas tú. Así tendrás un dibujo único, ya que tu referencia será única, a pesar de inspirarte en otros artistas.

Otro sitio donde al principio yo buscaba referencias es en revistas. Sobre todo revistas de moda donde aparecen fotografías muy cuidadas y de todo tipo. Incluso conozco a artistas que intervienen directamente páginas de revistas pintándolas ¿por qué no? No hay límites.

TRUQUIS RÁPIDOS PARA CUANDO NO SABES QUÉ DIBUJAR

  1. A mí, antes me gustaba que una persona (que no supiera dibujar) empezara u dibujo y yo lo acababa 🙂
  2. Me motiva mucho comprar nuevos materiales (aunque sean unas ceras escolares) para probar nuevas texturas o formas.
  3. Cuando me atasco en una idea, pregunto a alguien (si no tiene nada que ver con el mundo del arte mejor) qué dibujaría. Las respuestas suelen ser sorprendentes y mi mente vuela al oírlas 😉
  4. Ponte un límite de tiempo para hacer un dibujo. Así aprenderás a saber cuáles son las líneas básicas que necesitas para una figura.
  5. Cuando estaba empezando en la profesión hice un experimento muy interesante (y que me gustaría repetir en breve) que consistía en reproducir varias veces el mismo dibujo pero de diferentes maneras. Osea, versionar una misma imagen de todas las maneras que se te ocurran: lápiz, acuarelas, pintura, rotuladores, etc. Así también te darás cuenta de dónde te sientes más cómodo.
  6. Conecta 2 palabras a priori sin relación e imagina qué dibujar con esa palabra. Por ejemplo: manzana + gigante. ¿Te ha venido alguna pintura a la cabeza? Te aconsejo estudiar a Magritte para ver las relaciones que él hacía en sus cuadros surrealistas.
  7. Si te interesa la ilustración en concreto, escoge un fragmento de un libro que te guste e imagínate que te encargan ilustrarlo. (En otro artículo hablaremos de métodos para hacer este tipo de encargos:))

Espero que con todo esto te den ganas de dibujar y me comentes si tienes algún truco para encender la maquinaria de la creatividad 😉

¡Tod@s deberíamos dibujar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Sandra de la Cruz +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.